17mayo2012

Sustentabilidad y Sostenibilidad con sentido común

Escrito por Paul Lorca en Columnas de Medio Ambiente

Bastante tiempo me ha tocado observar y trabajar en la implementación de políticas públicas, que buscan el denominado bien común para regiones, países, comunidades y otras escalas,  siendo uno de los términos que se utiliza con mayor frecuencia el de “sustentabilidad”.

Sustentabilidad. Palabra muy compleja por donde se le mire. Haga el ejercicio por favor de buscar una definición de la misma y se encontrará con un número suficiente para dejar conformes no sólo a moros y cristianos, sino también otras acepciones que permiten comenzar un debate teórico de gran envergadura.

Palabra temida en el amplio espectro político e ideológico que nos representa y en el  cual nos alineamos tanto para justificar o rechazar la implementación de obras que provocan alteraciones al medio ambiente; palabra que la derecha dura la rechaza tanto como la izquierda recalcitrante.

Cuando me ha tocado observar el desarrollo de algún proyecto que implique alteraciones al medio ambiente, pensado bajo la lógica de las alteraciones que la ley entiende como tales, tanto en los argumentos de los bandos a favor u opositores a los proyectos en cuestión, aparece la sostenibilidad y sustentabilidad.

Nunca nos ponemos de acuerdo respecto a la misma. De una forma simple mi particular “interpretación”,  es de las más sencillas ya que mi aporte en el área tiene, más que técnica, sentido común: La sostenibilidad debe basarse en el ser capaces de realizar un análisis de las diversas variables que serán intervenidas o que tendrán un impacto y no sólo ponerlas en la balanza, sino debemos a su vez incorporar las libertades individuales: no hagas conmigo y mi entorno (territorio, medio natural etc.) nada que me sea perjudicial y que a ti no te gustaría que hicieran en el tuyo.

Siempre apelamos mucho al sentido del bien común, pero a una escala de análisis en que invisibilizamos a las comunidades: al que le tocó la cárcel al lado, a la que lleva años aguantando una planta de tratamiento de aguas servidas, o a la que pretenden destruirle su riqueza natural y cultural con un proyecto hidroléctrico.

Lo individual y lo colectivo tiene múltiples miradas, pero muchas veces al hablar de impactos y sostenibilidad, se trata de pensar en el otro y en comprender la particular visión de su mundo, y  en el cómo le coarto sus libertades y derechos individuales.

Lo colectivo y lo individual deben ser igualmente de importantes, y deben ser  observados con la misma minuciosidad y sinceridad en los debates, y  darles el mismo peso a los valores sociales, culturales, históricos, ambientales,  pues terminamos siempre avasallando lo de todos y de cada uno, en pos de un complejo entendimiento del bien común y lo “sustentable”, asociado a lo económico y a otro concepto  tan manido a su vez… desarrollo.

Paul Lorca

Geógrafo, ex profesional Servicio País en Región de Aysén, actualmente trabaja en ONG en Centroamerica.

2 comentarios

  • paul
    29-05-2012 12:11 pm |

    paul


    Igualmente Sergio, tu es un claro ejemplo de sensatez... ya que tienes una mirada y visión bastante clara respecto a lo que la región necesita.
    saludos!
    Responder
  • Sergio Fuentealba
    24-05-2012 12:20 pm |

    Sergio Fuentealba

    · Web
    Amigo mío, que gusto de leerlo en estos términos, orgulloso de haber compartido laburo publico con usted. En sintonía total.-
    Responder

Deja un comentario

Debes Ingresar para escribir un comentario.

o ingresa usando: